TURTLE ID

La foto-identificación nos permite identificar a cada organismo de forma individual, a través de la fotografía y caracterización de partes del cuerpo. En el caso de las tortugas, se toman fotografías de ambos lados de la cabeza y caparazón. Las escamas cefálicas (cabeza) tienen una disposición y forma únicas en cada organismo. El caparazón nos proporciona más información para ayudar a diferenciarlos, como heridas y marcas.

Al identificar a cada individuo, podemos conocer sus patrones de movimiento, si regresan a la misma área o si se ven individuos en diferentes lugares, y así ayudar a implementar medidas de conservación más efectivas. Al saber a dónde van, sabremos dónde proteger a estas especies en peligro de extinción a nivel mundial.

OCEANO PACÍFICO

Costa Rica

OCEANO ATLÁNTICO

España - Islas Canarias

¿COMO FUNCIONA?

Tomamos fotografías de las tortugas observadas.

Las escamas de cada lado de la cara son únicas para cada tortuga. Esta es su huella digital.

Las escamas del caparazón también se utilizan para la identificación.